Debido a esta situación excepcional, todas las empresas de Grup mh hemos adaptado nuestra actividad para seguir ofreciendo el mejor servicio, siempre tomando las medidas sanitarias recomendadas para garantizar la seguridad de nuestros Clientes y trabajadores.

La manera más efectiva de conservar el buen estado de las instalaciones y sus activos es mediante su mantenimiento. Por esta razón, estas labores deberían realizarse periódicamente y siempre por personal cualificado.

Tipos de mantenimiento

El mantenimiento puede diferenciarse, principalmente, en tres modalidades: el mantenimiento correctivo, el mantenimiento preventivo y el mantenimiento predictivo.

Mantenimiento Correctivo

Como su nombre indica, este mantenimiento se aplica para subsanar desperfectos, se divide en dos tipos distintos. Puede ser planificado, de modo que se pueda preparar al personal, los repuestos o documentación. O no planificado, al presentarse incidencias inesperadas. Éste último debe actuar de forma rápida para no entorpecer la producción y minimizar las consecuencias del fallo o avería.

  • Ventajas del mantenimiento correctivo: No existe una ventaja real en este tipo de mantenimiento a menos que se trate de un mantenimiento planificado. En ese caso sí que se reducen los costes en comparación a los de una avería urgente.

Mantenimiento Preventivo

Este mantenimiento está enfocado a reducir al mínimo la probabilidad de fallos. De esta manera se busca controlar las actividades para lograr que el funcionamiento sea más fiable y eficiente, previniendo los errores antes de que se produzcan. Así se evitan pérdidas de tiempo, gastos extra de reparación y se extiende la vida útil de los equipos.

  • Ventajas del mantenimiento  preventivo: Se reducen en gran porcentaje las probabilidades de error y fugas. Además, este mantenimiento evita paradas de producción, o de ser inevitables lo son por un tiempo mucho menor. Finalmente, permite planificar mejor los tiempos de producción gracias a la planificación constante.

Mantenimiento Predictivo

Este mantenimiento se especializa en realizar inspecciones periódicas que determinen la operatividad y el estado de los equipos. Esto se consigue mediante un estudio de las instalaciones. Para ello se inspeccionan sus mecanismos y las funciones que cada uno desarrolla junto a sus tiempos de trabajo y de reposo.

Su eficacia se basa en conocer hasta el más pequeño detalle de la maquinaria, como su vibración, presión, temperatura, etc… Posteriormente se utiliza cada uno de estos valores como indicador de desgaste.

  • Ventajas del mantenimiento predictivo: La operatividad de la maquinaria no se detiene y al utilizar personal altamente cualificado es el método más fiable. Además, tanto la instalación como los equipos aumentan notablemente su vida útil.

Para el óptimo funcionamiento de la instalación y sus activos es importante elegir el tipo de mantenimiento más adecuado. Sólo de esta forma será posible extender la vida útil de la misma y de sus componentes en óptimo funcionamiento. Al mismo tiempo, se reducirán los costes operativos y mejorará la rentabilidad, al evitar paradas en la producción.

Compartir:

Comments are closed.

Suscríbase a nuestro newsletter




Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.