Debido a esta situación excepcional, todas las empresas de Grup mh hemos adaptado nuestra actividad para seguir ofreciendo el mejor servicio, siempre tomando las medidas sanitarias recomendadas para garantizar la seguridad de nuestros Clientes y trabajadores.

El aire que respiramos es muy importante para nuestra salud, por lo que debemos evitar zonas o ubicaciones con aire tóxico o que contenga partículas y componentes perjudiciales para el organismo.

En centros sanitarios, hospitales y otras empresas del sector salud, el aire es un componente esencial que debe controlarse y vigilarse de manera especial. La ventilación en un hospital es fundamental para garantizar un aire limpio que impida la transmisión de virus y bacterias que pongan en peligro la salud de los pacientes y de los propios sanitarios.

ventilacion-en-un-hospital

Por qué es importante la ventilación en un hospital o centro de salud

Las infecciones intrahospitalarias (que se producen dentro del propio hospital) son más habituales de lo que pueda parecer, afectando a muchos pacientes, visitas y personal sanitario, siendo muchas veces causa de muerte.

El control del aire interior de un hospital se hace indispensable para evitar o minimizar este tipo de situaciones de riesgo de contagios.

Una buena ventilación y climatización en un hospital o centro de salud es fundamental por diversos motivos:

  • Proteger a los trabajadores, visitas y pacientes de posibles infecciones y contagios.
  • Ayudar a la cura de determinadas patologías (enfermedades pulmonares o cardíacas, por ejemplo).
  • Reducir la cantidad de microorganismos (virus y bacterias), polvo y olores del aire.
  • Mantener unos niveles estables de temperatura y humedad. Para el confort es importante controlar la temperatura ambiente de un hospital y disponer de la humedad del aire recomendada.

Climatización y ventilación ideal en un hospital o centro de salud

La climatización y ventilación de un hospital o centro de salud debe encontrarse en unos rangos ideales para mejorar el confort y reducir riesgos de contagio. Por ejemplo, es importante mantener la temperatura de los quirófanos en España en unos 21º C (-1º C y +3º C), y con una humedad relativa ambiental de 50 % (con una variación de +- 10 %), para así evitar el crecimiento de bacterias.

La norma UNE 100.713 cuenta con una serie de valores que indican la calidad del aire en un hospital:

  • Calidad ambiental IDA 1. Una tasa de 20 l/s por persona para todas las zonas hospitalarias.
  • Calidad ambiental IDA 2. Una tasa de 12,5 l/s por persona para zonas de cafetería, oficinas, almacén de documentos y similares.

Las temperaturas ideales para un hospital varían según las zonas y tipos de pacientes. Para enfermos con artritis, por ejemplo, se utilizan condiciones ambientales secas y cálidas (de 32º C y 35 % de humedad relativa), para pacientes con enfermedades pulmonares 27º C y 60 % de HR, y para pacientes con quemaduras temperaturas de hasta 32º C y una humedad relativa de hasta el 90 %.

 

La instalación de climatización y la ventilación de un hospital son asuntos prioritarios para centros de salud y hospitales. El aire es un vehículo por el que se mueven virus y bacterias que pueden causar graves problemas a la salud dentro de estos centros, y disponer de los medios adecuados de control y filtrado del aire, temperatura y humedad es la mejor solución para minimizar los riesgos.

Si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros para ampliar la información en este y muchos otros aspectos.

Compartir:

Comments are closed.

Suscríbase a nuestro newsletter




Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.