mh MULTITECNIA

MANTENIMIENTO INTEGRAL Y FACILITY MANAGEMENT

Los ladrones siempre están ideando la manera de entrar en las empresas, edificios de oficinas, etc., y desde hace unos años desarrollaron la técnica conocida como bumping, con la cual roban en este tipo de instalaciones.

El método bumping funciona muy bien en cerraduras antiguas. Por eso en mh MULTITECNIA las revisamos como parte de nuestro programa de mantenimiento de edificios.

Qué es el bumping

Es normal no saber qué es el bumping, aunque lo cierto es que la técnica se ha hecho famosa gracias a los vídeos que se pueden ver en la red. Nos referimos a una manera de abrir las puertas sin violencia y sin dejar marcas de ningún tipo; tanto es así que los ladrones hacen funcionar la cerradura sin forzarla. De hecho, la cerradura abre y cierra como si no hubiese pasado nada.

Cómo funciona esta técnica de robo

Esta técnica emplea unas llaves especiales que incluso se pueden comprar online en la actualidad. Se introduce la llave en la cerradura y se hace un poco de fuerza con el fin de intentar abrirla. A la vez, se le da un golpe seco a la llave sin parar de girarla.

Así se consigue que los pines de la cerradura se alineen y se pueda abrir como si se hubiese metido la llave original. No es una técnica compleja y ese es el problema, pues está al alcance de cualquiera y en la red hay miles de tutoriales en los que enseñan cómo se hace.

Cómo protegerse frente al bumping

Cuando vemos una cerradura vulnerable, siempre aconsejamos a los clientes que la cambien por una cerradura antibumpingEstas ya han sido diseñadas con la idea de impedir este método de robo, con el cual los ladrones pueden entrar en cualquier local en unos pocos segundos y sin hacer apenas ruido.

Además de poner este tipo de cerraduras, hay más medidas que se pueden tomar. Una de ellas es colocar un escudo magnético que oculta la cerradura, y que se abre mediante una herramienta que se lleva en el llavero, lo que complica a los ladrones el poder manipular el bombín.

Instalando cerraduras sin llave

También se pueden emplear medios de acceso diferentes, de la clase de las cerraduras electrónicas. Se abren tecleando códigos y van muy bien en los locales grandes como los de las empresas o las Administraciones. Mediante ese código se puede dar acceso a determinadas personas a diferentes áreas, y todo ello sin necesidad de portar ninguna llave.

Por último, otra manera de protegerse de esta técnica es colocando cerraduras invisibles. Son electrónicas y no se ven desde fuera. Por lo tanto, al no poder verlas, los cacos no las pueden forzar de ninguna manera.

En muchos locales se conservan cerraduras antiguas que son vulnerables con la técnica del bumping. Esta es muy sencilla y ahí radica su peligro. Por eso, ante la más mínima sospecha de que se tiene una de estas cerraduras, nosotros podemos ir a cambiarla y poner una resistente contra esta forma de abrir las puertas.

Compartir:

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir más noticias, ofertas y novedades