mh MULTITECNIA

MANTENIMIENTO INTEGRAL Y FACILITY MANAGEMENT

Las tareas de mantenimiento son fundamentales para cualquier empresa, pues permite ahorrar costes, maximizar el tiempo de actividad y elevar la rentabilidad del negocio.

El RCM en mantenimiento es una de las metodologías más interesantes para minimizar el número de averías gracias a un conocimiento extenso y profundo del funcionamiento de todos los activos del negocio. Veamos qué es el RCM y por qué se debería apostar por él para mejorar la rentabilidad y competitividad de la empresa.

¿Qué es el mantenimiento centrado en la confiabilidad o RCM?

El mantenimiento centrado en la confiabilidad o RCM (reliability-centered maintenance) es una metodología que se utiliza para gestionar de forma eficiente los activos de una empresa, especialmente cuando hablamos de entornos industrializados.

Con RCM, las empresas tienen un mayor control y comprensión sobre el funcionamiento de sus equipos, dispositivos y maquinaria, por lo que es mucho más sencillo identificar las posibles averías que se puedan producir a lo largo del tiempo.

Se trata de una estrategia de mantenimiento que empezó a utilizarse y desarrollarse en la década de los 70, con el objetivo de reducir los tiempos de inactividad que causa el mantenimiento, buscando ajustar costes y elevar el nivel de seguridad.

Este tipo de mantenimiento se aplica realizando una descripción precisa de todas las funciones de un activo, definiendo los modos posibles de fallos y evaluando las consecuencias de todos estos casos. Con toda esta información, se diseñan estrategias específicas para cada posible fallo, aplicando técnicas de mantenimiento predictivo, preventivo, proactivo y reactivo.

Cuáles son las ventajas e inconvenientes del RCM

El mantenimiento RCM es una de las mejores alternativas para cualquier industria o empresa, ya que ofrece múltiples beneficios interesantes (aunque también algunos inconvenientes), entre los que podemos destacar:

Incremento de la eficiencia

Aplicar RCM conseguirá que el funcionamiento de la empresa sea más eficiente, pues el tiempo de uso de maquinarias y equipos será mucho mayor, al minimizar las averías o fallos.

Ajustar los costes

Gracias al RCM, existen grandes oportunidades de ahorro en todo lo relacionado con gastos destinados y derivados de reparaciones ya que:

  • Se evitan fallos que generarían costes en recambios y labores de reparación.
  • Se prolonga la vida útil de los activos, evitando nuevas inversiones.

Incremento de la seguridad

Al tener un conocimiento profundo del funcionamiento de los activos, se pueden implementar estrategias y protocolos que permitan un entorno de trabajo más seguro para los operarios.

Desventajas de esta metodología

A pesar de los múltiples beneficios de RCM, también es importante indicar algunos de sus posibles inconvenientes:

  • Requiere de un trabajo y monitorización continua para que sea eficiente.
  • Es necesario realizar una inversión inicial para su puesta en marcha.
  • Necesita de la formación del personal involucrado en los procesos productivos y de mantenimiento.
  • Al utilizar técnicas de todos los tipos de mantenimiento puede ser complejo de implementar y necesitar una mayor inversión que otras metodologías.

Mediante nuestro servicio, cualquier negocio tiene a su socio de confianza para garantizar un mantenimiento integral de su instalación y sus activos, pudiendo así enfocar sus esfuerzos en la actividad y los procesos relevantes de su día a día.

Compartir:

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir más noticias, ofertas y novedades